Alvira, que desde hace un buen tiempo presenta la edición de las 5:30 a.m. de ese informativo, contó al programa de chismes que siempre le ha costado la madrugada porque siempre ha sido trasnochador y no se puede dormir antes de las 11:00 de la noche.

Aquel día, no “hubo despertador, ni codazo” de la esposa para despertarlo y abrió los ojos a las 4:50 a.m., casi una hora más tarde de lo que lo hace normalmente para llegar a tiempo al noticiero.

En medio del afán para no llegar tarde, Juan Diego Alvira no se percató que se puso medias de colores diferentes y hasta zapatos de distinto tipo. Fue cuando ya estaba al aire que se dio cuenta.

“Cogí lo primero que me pareció más apropiado, me bañé rápido, no me afeité y avisé al noticiero que iba tarde. Llegué faltando 2 minutos, me senté en el set y luego me di cuenta. El encuadre de la cámara me ayudó a disimularlo”, recordó en La Red.

Desde aquel día en que pasó esa vergüenza y la burla de sus compañeros de set, a Juan Diego Alvira no se le volvieron a ‘pegar’ las cobijas.