Como informó TMZ, Meghan y Harry le suplicaron en innumerables oportunidades a Thomas que dejara de hablar con los medios sobre su vida privada; en aquellos días los Duques de Sussex estaban preparando su boda.

Cinco días antes del matrimonio, el nieto de la Reina Isabel II le escribió al padre de Meghan: “Tom, soy Harry y voy a llamarte. Por favor, contesta, gracias“, esta interacción se dio 2 días después de que el hombre fuera atrapado haciendo fotos a su alrededor.

“¡Tom, es Harry otra vez! Realmente necesito hablar contigo. No necesitas disculparte, entendemos las circunstancias, pero hacer público todo solo empeora la situación. Si amas a Meg y quieres arreglarlo, por favor llámame, ya que hay opciones que no implican que tengas que hablar con los medios”, dice parte del escrito compartido por el portal.

Thomas mantenía charlas constantes con los medios de comunicación en aquella época, y más luego de que anunciara públicamente que no asistiría a la boda real.

En los documentos obtenidos por el informativo también hay varios mensajes que Meghan le envió a su progenitor en 2018; en ellos, le preguntaba cómo estaba después de su ataque cardiaco y le ofreció ayuda.

“Muy preocupada por tu salud y seguridad… He tomado todas las medidas para protegerte, pero no estoy segura qué más podemos hacer si no respondes. ¿Necesitas ayuda? ¿Podemos volver a enviar al equipo de seguridad?”, le escribió con evidente preocupación la actriz.

Como detalló TMZ, esas fueron algunas de las interacciones que intentó tener la pareja con Thomas, quien rechazó sus ofrecimientos.

Todos los textos fueron presentados por Harry y Meghan a una corte de Reino Unido, en donde entablaron una demanda contra el periódico Mail On Sunday, concluyó el informativo de entretenimiento.