El presentador del programa de entretenimiento explicó que estuvo ausente porque hace un par de semanas empezó a presentar malestar general, como una gripe común y luego solicitó atención médica a su EPS, de quienes recibió respuesta inmediata.

El 7 de agosto los especialistas le realizaron la prueba de coronavirus a Carlos Giraldo, pero el resultado tardó demasiado tiempo en llegarle. Superó las molestias sin problema y 11 días después se enteró que su diagnóstico sí era positivo, situación que criticó y con la que aseguró deberían ser más diligentes.

Hasta el pasado 21 de agosto el presentador debía estar guardando aislamiento, pues ya se siente mucho mejor. Su trabajo ahora sea desde casa le facilitó estar en el más reciente programa.

Sobre cuándo deberá salir de su casa, el integrante del informativo de entretenimiento comentó que debía salir a hacer una diligencia y hasta bromeó con ello.

“No quiero que me coja la DIAN, que esa sí me acaba”.

Aquí, el informe completo: