Antes de que explotara la pandemia, y después de su aparición en el ya legendario ‘show’ de medio tiempo del Super Bowl al lado de Shakira, Bad Bunny comenzó a rodar escenas del papel secundario que tendrá en la próxima temporada de la producción original de Netflix, algo que espera retomar más tarde este año.

En la portada de Rolling Stone, el intérprete aparece con una mascarilla, indumentaria prioritaria a la hora de ayudar en evitar la propagación del COVID-19.

Según destaca el propio Bad Bunny en la entrevista, ha pasado acuartelado para prevenir el contagio del virus junto a su novia, Gabriela Berlingeri, de 26 años, en una residencia de la plataforma de alquiler Airbnb en la costa norte de Puerto Rico.

View this post on Instagram

How does Bad Bunny spend his lockdown? Hanging out with his girlfriend, watching 'Toy Story' and surprising the world. For our June cover story, the Latin-pop superstar talks about dropping two new albums a few months apart, his fight for justice in Puerto Rico and more. "There was no real meaning behind it," he says of his latest surprise-release, 'Las Que No Iban a Salir.' "I just thought, ’Damn. What people need is entertainment." Link in bio for the full story. Photograph by @gabrielaberlingeri. Styled by @stormssmoov / ¿Qué hace Bad Bunny durante la cuarentena? Estar con su novia, ver ‘Toy Story’ y sorprender al mundo. Para nuestra historia de portada de junio, el superestrella de la música urbana habla sobre lanzar dos nuevos álbumes con unos meses de diferencia, su lucha por la justicia en Puerto Rico y más. “No lo tenía planificado, ni pensado,” dice sobre su último lanzamiento sorpresa, ‘Las Que No Iban a Salir.’ “Solo pensé: lo que hace falta a la gente es entretenimiento.”

A post shared by Rolling Stone (@rollingstone) on

Berlingeri, por su parte, fue quien tomó la foto de portada el tres de mayo, así como otras del diario vivir de Bad Bunny y varias posadas en el mismo lugar, según se lo pidieron los editores de la revista.

Según contó Bad Bunny a la propia revista, hace tres años conoció a Berlingeri en un restaurante en Puerto Rico. Desde entonces, han sido pareja, pero no fue hasta hace varios meses que ambos lo hicieron público.

Bad Bunny relató que durante este tiempo de encierro hace ejercicios en un gimnasio casero de la residencia donde se están hospedando, intenta comer sano, y es participante de un chat grupal llamado ‘Mafia’, que incluye al rapero puertorriqueño Residente.

Incluso, Bad Bunny revela que tanto él como Residente son hipocondriacos y están preocupados por la pandemia.

El encierro, no obstante, tampoco le ha quitado a Bad Bunny el tiempo, la creatividad ni la estrategia de seguir componiendo canciones y publicarlas en las diversas plataformas musicales.

Ejemplo de ella es el tema ‘En casita’, que lanzó una semanas después de que la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, decretara un confinamiento y cierre total de los comercios, así como impusiera un toque de queda, como medida de seguridad para prevenir los contagios.

En dicha canción Bad Bunny revela, entre otros, que por las tardes espera la alerta que media horas antes de que comience el toque de queda reciben los ciudadanos puertorriqueños en su móvil.

Igualmente, el cantante ofreció un directo el 2 de mayo por Instagram y expuso algunas canciones que, según dijo en aquel momento, no publicaría, hasta que el pasado domingo, Día de las Madres, lanzó el disco ‘Las que no iban a salir’.

En dicho álbum colaboran un grupo de artistas urbanos puertorriqueños, entre ellos, Don Omar, Yandel, Jhay Cortez y el dúo de Zion y Lennox.

El disco, igualmente, se ha posicionado entre los primeros en ventas en distintas plataformas musicales, como Apple Music, así como en Billboard.