El primer paso, y uno de los más importantes, es dar ejemplo a los niños. Por eso, es vital que ellos vean a sus padres ahorrando.

Acá las lista de los demás tips que recomienda el Fondo Nacional del Ahorro (Fna):

2. Deles a sus hijos una mesada semanal, así aprenderán a manejar de forma correcta su dinero.

3. Cree un convenio con sus hijos, por ejemplo, que el niño ahorre de su mesada un porcentaje para darse un gusto: un juguete, dulces, comidas, etc.

4. Regáleles una alcancía para que guarden las monedas que les sobren y permítales tomar decisiones financieras con ellas.

5. Alérteles a los menores sobre los peligros de pedir préstamos y pagar intereses. Es mejor contar con lo que se tiene.

6. Defina un objetivo de ahorro familiar, por ejemplo, un viaje en familia.

7. Enséñele a su hijo que el dinero se debe gastar en cosas imprescindibles. Una buena opción es reducir gastos para adquirir lo que realmente se necesita.

8. El ahorro no debe relacionarse solamente con dinero, hay que enseñarles a los niños que esta práctica también se asocia al uso racional de recursos naturales como el agua, la electricidad, el papel, entre otros.

Sin duda, al aplicar estos consejos en su vida familiar, con el paso de los años, sus hijos le agradecerán haberlos educado financieramente desde temprana edad.