Su principal propuesta es que el estado de emergencia decretado la noche de este martes tenga un enfoque marcadamente económico.

En ese sentido, el abogado plantea “ordenar la suspensión del pago de todos los créditos, incluyendo las tarjetas de crédito”. Según él, “no se trata de condonar la deuda, sino de congelarlos, suspenderlos por 6 meses, mientras pasamos los estragos de esta pandemia”.

Para ello, señala que “es necesario que la Superintendencia Bancaria apoye a todos los bancos” y que el Banco de la República “aumente la liquidez necesaria para todo el sistema”.

De la Espriella sostiene que esto es clave para superar la emergencia pues “si no se congelan estos pagos por concepto de créditos y tarjetas de crédito, la gente no está preparada para afrontar el tema porque no está produciendo”.

“La gente dejará de pagar igual, esas hipotecas, esos créditos”, añadió, señalando que “lo que importa hoy es suplir las necesidades básicas, la alimentación, por ejemplo”.

“No le prestemos atención a Petro y demás infames que quieren incendiar el país y aprovechar el momento para hacer politiquería”: Abelardo de la Espriella

Pero el jurista no paró ahí y también señaló que deben evitarse a toda costa los despidos: “En ese decreto debe señalarse que las grandes empresas no podrán despedir a sus empleados, así no trabajen”, puntualizó.

Para ello, dijo que “debe congelarse el pago de impuestos de las Pymes” y puso el ejemplo de alguien que “tiene un negocio que no puede abrir”, por lo que “tiene que despedir a la gente porque no está recibiendo ganancias y tiene muchos gastos”.

“Si no se congelan esos pagos bancarios el dueño de un establecimiento no tiene otra opción que despedir a su gente”, señaló. Para ello, propuso “que no los despidan, que paguen la mitad del sueldo y que no estén obligados a pagar por 6 meses esos créditos bancarios”.

En su concepto, la crisis que desatará el coronavirus “puede derrumbar a cualquier potencia mundial”: “El panorama parece apocalíptico pero no tenemos otra que atacar el problema”, agregó.

De la Espriella dijo que incluso estaría dispuesto a pagar un impuesto exclusivo para los más pudientes: “A mi no me disgusta la creación de un impuesto para atender esta situación, que nos obligue a ciertas personas que tenemos ciertos ingresos muy por encima del promedio general a que nos bajemos del bus”, declaró. “Yo estaría dispuesto a hacerlo, todos tenemos que poner de nuestra parte”, concluyó.

Este es el video del abogado: