Las entrevistas de trabajo no dejan de ser uno de los escenarios más retadores para quienes aspiran a un trabajo. El magnate Bill Gates, cofundador de Microsoft, se puso en los zapatos de un aspirante para trabajar en su empresa y dio consejos útiles.

Así lo expuso Finanzas Personales, que recogió el ejercicio realizado por Gates junto al basquetbolista profesional Stephen Curry, quien lo entrevistó en su programa de YouTube.

Gates sugiere ser honesto y dar a conocer las ambiciones que hay frente a la posibilidad de unirse a una empresa.

Para el empresario es fundamental mostrar las cualidades profesionales y las millas extra que el potencial trabajador es capaz de correr.

Identificar las debilidades es una fortaleza

Si Gates fuera un aspirante a ingeniero junior para Microsoft, respondería que “no soy alguien que sepa mucho sobre marketing. No me gustaría ser vendedor. Un puesto en el que realmente estás creando los productos y pensando en cuáles deberían ser esas características, me fascina”.

Ahí, el empresario parte de una debilidad para aterrizar en una de sus cualidades más marcadas: la creatividad y el conocimiento técnico.

¿Y las aspiraciones salariales?

No cabe duda de que para muchos una pregunta sobre aspiraciones salariales puede ser un talón de Aquiles.

Ante la incomodidad de tener que exponer una cifra, Gates propone una propuesta poco convencional que permita evidenciar la confianza del postulante en el futuro de la empresa.

“Espero que el paquete de opciones sea bueno. Puedo correr riesgos y creo que la empresa tiene un gran futuro, por lo que prefiero obtener opciones sobre acciones incluso más que una compensación en efectivo”, dijo en su hipotética respuesta.