De acuerdo con ese noticiero, dichas entidades gastan al año 26.000 millones de pesos para adquirir café para sus empleados y para quienes llegan a sus oficinas.

El gasto, sugiere el informativo, incluso podría ser más alto teniendo en cuenta que en las entidades públicas se venía consumiendo café de origen ecuatoriano o vietnamita, el cual tiene un precio inferior al del colombiano.

Sin embargo, de ahora en adelante las mencionadas oficinas solo podrán suministrar café nacional, precisa CM&.

El noticiero explica que esta última medida se tomó por orden de Colombia Compra Eficiente, empresa encargada del sistema de compra pública del país, atendiendo una petición de la Federación Nacional de Cafeteros.