Abelardo de la Espriella propuso al Gobierno Nacional desde su cuenta de Instagram una serie de medidas con la que, según él, se mitigarían los efectos económicos que está sufriendo la población más vulnerable del país en medio de la emergencia sanitaria; de acuerdo con el jurista, se deben congelar los servicios públicos, los impuestos, reducir los costos de la canasta familiar y eliminar el 4 X 1.000.

Para los que viven del día a día, como los vendedores ambulantes, el abogado pidió al Ejecutivo que se les congelen los arriendos y les den un subsidio de alimentación; así mismo, para las micro, pequeñas y medianas empresas, propuso abrir una línea de crédito con intereses bajos.

Pero, ¿de dónde saldrá la plata para estas y otras medidas? Según De la Espriella, gran parte de estos recursos deben salir de los bancos, ya que este sector registró ganancias cercanas a los 11 billones de pesos el año pasado. “En 2008 el pueblo salvó a los bancos, es hora de que los bancos hagan lo mismo con el pueblo”.

El abogado destacó también que es necesario recortar en un 50 % los salarios de los altos cargos el Estado como congresistas y magistrados; además, que se suspendan todos los esquemas de seguridad de la Unidad Nacional de Protección (UNP), o los que se puedan, para poder usar esos recursos en la atención de la emergencia.

“En tiempos de crisis y problemas no faltan los deshonestos que se quieren robar los recursos y acaparan mercancía para estafar. A ellos les advierto, no se equivoquen, afrontamos el mayor reto que haya tenido Colombia, no vamos a permitir que jueguen con la vida. No es momento de estar divididos, es momento de juntarnos para ganar esta guerra, esta es una guerra la peor que ha tenido que padecer nuestra amada patria. No hay forma de ganarla si no estamos unidos. Las divisiones para después”, concluyó el jurista.