Egan Bernal, además, recuperó la camiseta blanca que lo identifica como el mejor joven de la competencia al superar en la jornada de hoy al Enric Mas, quien se la había quitado tras la contrarreloj individual.

Cuando el bogotano, criado en Zipaquirá, pasó a la entrevista con la organización oficial del Tour, le preguntaron si puede ganar la ronda francesa, a lo que respondió:

“No sé, pero la  verdad es que estoy corriendo el último campeón del Tour de Francia (Geraint Thomas). Yo respeto mucho lo que dice el equipo, no quiero ser un corredor que va en contra de lo que dice el equipo, no creo que este bien… Voy a esperar a ver qué me dicen, yo estoy dispuesto. Si me toca ayudar, ayudo y si me dan la libertad de hacer mi carrera, lo voy a hacer, pero siempre obedeciendo al equipo y a mi líder, que es Thomas”, indicó el ‘escarabajo’.

Así, queda confirmado que, por ahora, Egan no tiene carta libre para luchar por el título y que el sueño amarillo de este año para él pasa más por lo que haga o deje de hacer el británico Thomas.

El ‘cafetero’ se mostró contento de subir bien el Tourmalet, agradeció el apoyo de la gran cantidad de fanáticos que hubo en el camino y luego explicó por qué no esperó y ayudó a Thomas en los últimos metros de la etapa de este sábado.

“Estaba dispuesto hoy a ayudarlo si teníamos que poner un ritmo desde antes. Al final resultó que se quedó… y por la radio no me dijeron nada de esperarlo, quedaba muy poco para la meta y era una rampa muy dura, así que si me quedaba tampoco le iba a aportar mucho y él se podía regular bastante bien”.

Este domingo se llevará a cabo la etapa número 15 del Tour de Francia, donde también habrá alta montaña en un recorrido de 185 kilómetros, entre Limoux y Foix Prat d’Albis.