Hasta en Suiza se despertó interés por la cancelación del partido de Roger Federer contra Alexander Zverev que estaba programado para el pasado viernes 22 de noviembre en el Movistar Arena, pero que no se realizó por el toque de queda que decretó el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa.

Sin embargo, el asombro de los medios de comunicación internacionales por la situación que afectó a miles de fanáticos de Roger Federer en el país se aumentó luego de que Manuel Maté, el director de Imla de Colombia, empresa organizadora de la exhibición de ‘Su Majestad’ en la capital del país, asegurara que a las personas que compraron boleta para este evento no se les devolvería el dinero porque fue por “fuerza mayor” que se canceló el partido.

Es por eso que el periodista suizo Simon Graf, del medio de comunicación helvético Tages Anzeiger, se comunicó con Tony Godsick, mánager de Federer, para conocer la opinión del entorno del tenista sobre el drama que están viviendo sus fanáticos en varias regiones de Colombia. Godsick dejó claro en su declaración a ese portal suizo que Federer está interesado en que su partido de exhibición en Bogotá se realice el otro año y que, de no poderse hacer, se les devuelva el dinero a los aficionados.

“Roger compensa a los fanáticos en Bogotá. Nuestro objetivo es que el juego se programe para el próximo año. Si esto no es posible, Roger devolverá su tarifa y se asegurará de que los fanáticos recuperen el dinero por sus boletos”, aseguró Godsick a ese medio de comunicación.

El mánager de Federer dejó claro el cariño que el suizo les tiene a sus seguidores en Colombia y evaluó la posibilidad de que la exhibición se juegue en marzo de 2020, cuando el más veces ganador de Grand Slams esté por Estados Unidos jugando los Masters 1000 de Miami e Indian Wells.

“Eran increíblemente ruidosos cuando él jugó allí (los aficionados colombianos). Esta hermosa historia no debe terminar con esta cancelación, eso está claro. Lo ideal sería si Roger está en la región. Por ejemplo, alrededor del torneo en Miami”, concluyó Godsick.

Las declaraciones del mánager de Federer le dan una luz de esperanza a los empresarios colombianos que trabajaron en su fallida exhibición desde hace más de dos años.