En 2017 se habló de que Teófilo Gutiérrez había intentado contactar mediante un mensaje privado a Gladys Ortega, pareja de toda la vida de Ovelar, tal como lo publico El Heraldo en su momento.

El problema escaló y terminó por sacar al paraguayo del equipo barranquillero. Sin embargo, algunas versiones llegaron a sostener que entre el ídolo juniorista y la mujer había más que mensajes, lo cual nunca tuvo una base real conocida.

Es sobre ese tipo de información que Ovelar se expresó inconforme este lunes: “Dañaron mucho la imagen de mi familia. Dejaron a mi señora como una puta”, dijo en su última entrevista al programa ‘El alargue’ de Caracol Radio.

“La gente no sabe la realidad”, agregó. “En Junior lo que pasó fue un tema de respeto, no fue que se metieran con mi señora. La prensa nos ensució, nos pisoteó, nos hizo mucho daño”, lamentó el futbolista.

Eso sí, habló de “un periodista” de Barranquilla como el que promovió la información, pero también deploró que “la gente no lee y simplemente lee lo que dice el título”.

“Mi señora quedó como una puta y yo como un cornudo”

“No tengo rabia”, asegura, pero tampoco deja de decir que “las redes sociales hieren mucho y la gente no tiene sensibilidad”. “Trato que mis hijas no tengan redes sociales para que no vean lo malo. Es impresionante la gente cómo insulta y cae en lo más bajo”, concluye.

Pese a su descargo, el paraguayo no dejó de mencionar a la hinchada del Junior en su despedida: “Me aguantaron, y mucho”, señaló. También dijo que su salida “no fue de la manera en que quería”, pero que igualmente deja varios amigos en la capital del Atlántico y que sí volvería a jugar en Colombia:

“Esto es un hasta luego”

Escuche aquí la entrevista: