Jorge Luis Pinto fue escuchado después de que Eduardo Li, expresidente de la Federación Costarricense declarara que jugadores encabezados por el arquero Kéylor Navas quisieron perder voluntariamente porque se enteraron de que con 3 derrotas consecutivas se daría por terminado el contrato del santandereano, según una cláusula especial.

Sobre esta situación, el ‘cafetero’ dijo que fueron los propios dirigentes quienes le contaron en su momento lo que estaba sucediendo.

“Eduardo Li, Rodolfo Villalobos, Rafael Vargas y Adrián Gutiérrez me dijeron: ‘Se complicó todo, los jugadores dicen que si usted continúa pierden 2, 3 o 4 partidos para que salga’”, expresó en palabras publicadas por Teletica.

Los señalados de comandar el complot son Bryan Ruiz, Celso Borges y Kéylor Navas, actualmente en el PSG de Francia y quien ya negó todo, incluso señalando que demandaría.

Sin embargo, Pinto agregó 2 nombres más a la lista de rebeldes: Álvaro Saborío y Christian Bolaños.

Acerca de los supuestos inconvenientes con la plantilla que llegó hasta cuartos de final en el Mundial de Brasil 2014, el timonel dijo no haber tenido problemas con nadie, solo una diferencia leve con Bryan Ruiz, al que le pidió que no se casara y se fuera de luna de miel antes de la Copa del Mundo, aunque aclaró que asistió a la boda.

Y de sus reglas de disciplina, añadió que no eran muy estrictas: “Había un horario de dormida, eso es un orden de vida”.

Finalmente, Pinto dijo que no tenía presente la cláusula en cuestión: “Con toda honradez no me acuerdo “.