“En Colombia no me han abierto las puertas. En el fútbol tienes que tener apoyo, no solo en lo futbolístico, y no lo he tenido. En estos momentos mi representante está viendo la posibilidad de Chile para demostrar mis condiciones”, indicó al medio austral.

Y agregó que llevar el apellido Valderrama es una carga: “Es muy difícil porque las personas no te ven normal, sino con ojos de exigencia y de envidia porque así como lo quieren, hay muchas personas que no gustan de él. Entonces, esas opiniones repercuten hacia uno”.

“Él vive en Barranquilla y yo en Bogotá. Cero contacto. Él tiene su vida, su hogar, por eso me ha tocado un poco duro. Es difícil cuando no tienes el apoyo de tu padre”, añadió.

Por otra parte, dijo tener un estilo de juego parecido al del ‘Pibe’ y que el fútbol chileno se amolda a sus características: “No somos iguales, pero hay matices y similitudes. Soy muy técnico, mi fortaleza es a ras de piso. Soy un mediocampista creativo fuerte e inteligente; podría caer muy bien en el fútbol chileno. Estoy en buena forma, maduro y con la capacidad de demostrar”.

Finalmente, indicó que no sabe por qué su padre es así con él, pues incluso hubo un proceso para que el ‘Pibe’ cumpliera con la cuota alimenticia: “Tengo una idea, pero eso se le tendrá que preguntar a él; no quiero exponerlo ni dañarle la imagen. Cada uno con sus decisiones”.