Geraint Thomas cayó al suelo a treinta kilómetros de la llegada de la cuarta etapa de la Vuelta a Suiza, en Arlesheim y parecía tener afectado el hombro derecho.

“Tristemente, @GeraintThomas86 se vio obligado a abandonar la Vuelta a Suiza. Estaba consciente y pudo hablar con el equipo tras su caída, será llevado al hospital para ser sometido a pruebas”, tuiteó el Ineos.

El conjunto británico vive una mala época, después de la grave lesión de la semana pasada de su líder Chris Froome durante un entrenamiento en el Dauphiné, quien no estará en la salida del Tour el 6 de julio en Bruselas.

Thomas, que era octavo en la clasificación general de la Vuelta a Suiza, a 28 segundos del líder, el eslovaco Peter Sagan, sufrió el accidente en una etapa que unía Morat con Arlesheim, bajo un sol veraniego.

El galés, tras su caída, permaneció varios minutos sentado en el suelo, atendido por miembros de su equipo.

El galés se dolía de su hombro derecho, donde eran visibles rozaduras y abrasiones.

Con la dura caída en el Dauphiné de Froome, víctima de una fractura de peroné y baja para el Tour de Francia, este podría suponer un nuevo golpe para el Ineos, al que también pertenece el colombiano Egan Bernal, quien participa en la Vuelta a Suiza, después de una lesión de fractura de clavícula.