La pelea se debió a que el árbitro Gregory González sancionó un tiro libre al minuto 96 a favor del Caracas B, por una demora del arquero de Minasoro para reanudar el juego.

Esta acción terminó en gol, lo que ocasionó la ira de los jugadores del otro equipo que se fueron a reclamarle a González por favorecer al Caracas B.

Tanto jugadores como seguidores del Minasoro empezaron a perseguir al árbitro para pegarle. Uno de ellos alcanzó a agarrarlo, arrojarlo al piso y darle un patada en la cabeza que lo dejó inconsciente de manera instantánea.  

El artículo continúa abajo

Después, un fanático lo remata dándole varios puños en la cara y varias patadas en el abdomen.

La policía tuvo que ingresar a la cancha para que no agredieran a los demás árbitros y calmar los ánimos de los jugadores y asistentes al partido.

Gregory González fue sacado en camilla de la cancha de fútbol y trasladado a un centro asistencial para ser atendido.

El equipo Minasoro se pronunció en Twitter sobre este hecho y pidió disculpas por el comportamiento de sus jugadores.

El video contiene actos violentos por lo que se recomienda discreción.