El gesto de estas competidoras fue interpretado como una infracción al reglamento de esa disciplina deportiva y fueron descalificadas por la Federación Internacional.

Luego de los 1.500 metros de natación y 40 kilómetros de bicicleta, Learmonth y Taylor-Brown tomaron ventaja respecto de sus rivales desde el inicio de la carrera a pie, reducida de 10 a 5 kilómetros debido a las condiciones climáticas extremas en Tokio este jueves: más de 31°C y 71 % de humedad antes de 9 de la mañana.

La Federación Internacional (ITU) decidió sin embargo aplicar rigurosamente el párrafo 2.11.f de su reglamento, donde dice que los deportistas que finalicen la carrera igualados de forma intencionada, no realizando ningún esfuerzo por separar sus tiempos de llegada, serán descalificados.

Para la ITU, la corredora de Bermudas Flora Duffy, ganadora de la Copa del Mundo de triatlón en la distancia olímpica en 2016 y 2017, resultó la vencedora final en la prueba.

Esta carrera permite a los organizadores examinar las infraestructuras y a los deportistas disputar la carrera en condiciones parecidas a las que encontrarán en la cita olímpica en un año.

Esta descalificación es más que una anécdota, ya que la Federación Británica estableció esta carrera como criterio de selección para Tokio 2020.

No sé cómo la Federación procederá ahora, no me gustaría estar en la piel del seleccionador“, afirmó Vicky Holland, bronce en Rio 2016, que subió al podio tras la descalificación de sus dos compatriotas.