Wilmar Barrios saltó, cantó, le pegó al techo y salpicó agua por doquier justo después de conocer que gracias a otro resultado, su escuadra se había asegurado el título de la liga rusa con 3 fechas de anticipación.

El Zenit empató 1-1 como visitante con el Akhmat Grozny, de Chechenia, y mientras regresaba a San Petersburgo llegó la noticia de que su escolta en la tabla de posiciones, el Lokomotiv de Moscú, había caído 2-0 frente al Arsenal Tula, marcador que definió el certamen.

Además de las celebraciones en el avión, la fiesta se trasladó a San Petersburgo, donde los aficionados esperaban al equipo campeón; allí hubo bengalas, palabras y demás actos.

En video, el festejo en el aire con Barrios como protagonista:

Celebración a punta de reguetón:

Después de aterrizar:

Recibimiento en San Petersburgo: