En el texto, Hubert reconoció que las autoridades realizaron una “búsqueda” en el hotel de sus pedalistas mientras se disputaba el Tour de Francia; sin embargo, aclaró que estas solo fueron dirigidas “a un número muy limitado de corredores, así como a su séquito cercano, no empleado por el equipo”.

Y aunque no dio nombres, la prensa gala señaló que los ciclistas en cuestión serían los 3 colombianos: Nairo Quintana, Dáyer Quintana y Winner Anacona, quienes no fueron cedidos para que disputaran el Mundial de Ruta con el combinado ‘cafetero’ en Imola, Italia, este 27 de septiembre.

Adicionalmente, el mandamás del Arkea-Samsic se desmarcó de promover posibles prácticas en contra del reglamento:

“El equipo, su gerente general, así como su personal, no son absolutamente cuestionados, y en consecuencia no se les mantiene informados de ningún elemento de cerca o de lejos, relativo al avance de la investigación que no apunta directamente al equipo, ni a su personal”.

Finalmente, expresó que hay respaldo para los ciclistas en cuestión, y anunció acciones drásticas en caso de ser necesario:  

“Apoyamos a nuestros corredores, pero si resulta que al final de la investigación actual, los elementos confirman la veracidad de las prácticas de dopaje, el equipo se desvinculará inmediatamente de tales actos y tomará las medidas necesarias para acabar con los vínculos que podrían unirlo con métodos inaceptables”.

Por este caso ya habrían sido detenidas 2 personas, aparentemente un médico y un fisioterapeuta, filtraron los medios franceses.

Acá, el comunicado completo del Arkea- Samsic: