Así lo hizo oficial el club caleño en sus redes sociales, despertando la euforia de la mayoría de su hinchada, que ve a Ramos como uno de los más grandes referentes americanistas de los buenos tiempos antes del descenso.

Con 33 años, el delantero también tendrá la oportunidad de volver a jugar la Copa Libertadores, certamen que también disputó en 2009 con el América, tras obtener su estrella 13, en 2008. En su última temporada como americano, el jugador anotó 13 goles en 23 partidos locales y de copa.

El jugador también se despidió del equipo español, donde terminó una etapa de 10 años en el fútbol del exterior: “Fin de una etapa y sólo son palabras de agradecimiento para el Granada CF y toda su gente que aporta para que el club vaya cada día mejor”, indicó Adrián Ramos en su perfil personal de Instagram.

“Me hicieron ser mejor persona y mejor profesional”, agregó el atacante, que ha estado tres años en un Granada, con el que descendió a Segunda División en su primera temporada y con el que regresó a la máxima categoría española el pasado verano.

Adrián Ramos deseó “lo mejor” al club español y esperó que sus empleados “continúen trabajando con esa pasión”. “Este club y esta ciudad serán siempre tu casa. Gracias por todo. Toda la suerte. Bendiciones”, respondió el club a su vez.