La tabla periódica está compuesta por 118 elementos, distribuidos en siete filas y 18 columnas. Como dice en la página de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC), autoridad mundial en nomenclatura y terminología química, el nihonio (113), moscovio (115), téneso (117) y oganesón (118) son los últimos elementos aprobados.

(Vea también: Así es la tabla periódica para salir de dudas ortográficas

¿Cómo surgió la tabla periódica y quién la creó?

El origen de esta tabla se sitúa a mediados del siglo XIX, cuando solo se conocían 63 elementos, explica National Geographic. El medio dice que los científicos no lograban llegar a un acuerdo para nombrar esos elementos, y es por esa razón que “en 1860 se organizó el primer Congreso Internacional de Químicos en la ciudad alemana de Karlsruhe”.

Allí se pactaron los aspectos claves; el peso y la masa atómica fueron los primeros pasos para la construcción de la tabla periódica. En aquella reunión hubo una propuesta que se destacó sobre las demás, que fue la de Dmitri Mendeléiev, a quien se considera como el creador de esta innovación, debido a que su tabla hacía “predicciones y dejaba huecos para elementos que se descubrirían más tarde”, comenta National Geographic.

En 1869 se oficializó el nacimiento de la tabla periódica y en 1995 se le rindió homenaje a Mendeléiev, que consistió en bautizar el elemento número 101 (mendelevio) haciendo alusión a su nombre.

¿Cómo memorizar la tabla periódica?

Existen varias formas para aprendérsela, pero siempre dependerá de cada uno. Por ejemplo, algunos pueden estudiar con una tabla periódica más ilustrativa. Según la BBC, “Keith Enevoldsen, un diseñador en Seattle, Estados Unidos, creó una versión interactiva de la tabla periódica que muestra al menos un uso para cada elemento”.

Esto quiere decir que las personas pueden ver que “el tulio es esencial para cirugías con láser, el estroncio para los fuegos artificiales y el americio para los detectores de humo”, por mencionar algunos casos, afirmó el medio británico. Al lado del nombre de cada elemento se detalla una pequeña imagen que ayuda a aclarar fácilmente su utilidad.

A continuación verá un ejemplo, que publica la BBC:

Captura de pantalla a BBC
Captura de pantalla a BBC

Otra manera de aprendizaje es a través de la tabla muda, que como indica National Geographic, “es la misma tabla periódica pero sin los elementos, ni sus números atómicos. Es decir, una tabla periódica en blanco. Es un recurso muy utilizado para aprender a colocar los elementos químicos en la tabla y analizar sus distintas cualidades”, así lo puede detallar en la siguiente imagen que comparte el medio en su nota:

Captura de pantalla a National Geographic
Captura de pantalla a National Geographic

Finalmente, las personas también pueden optar por la agrupación. El País dice que hay técnicas como memorizar elementos de la tabla periódica, por ejemplo, cogiendo las iniciales y formando palabras más comunes o rimas; esto quiere decir que se pueden tomar algunos acrónimo de la tabla y formar frases que sean fáciles de recordar.

Curiosidades de los elementos de la tabla periódica: sodio, rodio y radón

Algunos elementos de la tabla periódica son más buscados que otros, como el rodio, que “es uno de los metales más caros del mundo”, explica la BBC en otro informe; además de ser muy escaso, este tiene varios usos porque es un buen conductor de electricidad y es “valorado porque aumenta la dureza de otros elementos”.

Igualmente, uno de los gases nobles más conocidos es el radón, ya que es considerado nocivo para la salud. Este puede causar cáncer de pulmón y, según El Confidencial, “es de origen natural y se acumula especialmente dentro de los edificios”.

Finalmente, otro elemento popular es el sodio porque “es un componente de la sal, que está naturalmente presente en casi todos los alimentos que comemos”, informa la BBC; además, es un mineral esencial para la vida.