“Económicamente estoy mal”, relató la mujer oriunda de La Calera, Valparaíso, en entrevista con el diario La Cuarta, donde precisó que en medio de la pandemia del coronavirus no ha podido salir a trabajar y tampoco ha recibido ayudas del gobierno de su país.

“Fui a inscribirme en abril para una caja de mercadería y todavía la Municipalidad no me la viene a dejar. Tampoco me dan los bonos del Gobierno, porque tengo mucho puntaje en la ficha de protección social”, explicó en el medio de comunicación.

La mujer de 56 años dijo en el rotativo chileno que su esposo, que trabaja como barrendero estuvo 3 meses sin laborar. Además, añadió en ese diálogo, no tiene cómo pagar la cuota mensual de la casa que le entregó Bienes Nacionales (Ministerio de Vivienda).

Por si fuera poco, comentó Ogaz en el periódico santiaguino, tampoco ha tenido dinero para comprar en los últimos 2 meses un costoso medicamento para la diabetes, enfermedad que padece, así como hipertensión e hipotiroidismo. Dichos problemas de salud aumentan la vulnerabilidad y el riesgo de complicaciones en pacientes con COVID-19.

Elizabeth Ogaz se hizo famosa y hasta la convirtieron en meme cuando, en una entrevista para la televisión chilena el año pasado, pronunció la frase “Yo la veo que ella se está haciendo la vístima”, refiriéndose a María Inés Facuse, exesposa de Sergio Jadue, expresidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional del país austral.

“A pesar de que ando con mascarilla, igual la gente me dice: “mira, ahí está la víctima” cuando voy a al consultorio”, dijo la mujer a La Cuarta sobre el reconocimiento que aún hoy recibe cuando la identifican en la calle.