Fotografías reveladas en exclusiva por el diario británico The Guardian (donde se ven las imágenes, en exclusiva) muestran a un soldado que bebe de la cuenca superior de la prótesis en un bar de una base militar en Afganistán.

Las imágenes fueron tomadas en 2009, pero hasta ahora salen a la luz, pero algunos de los soldados protagonistas de las fotos aún están prestando servicio en el ejército australiano.

En las varias fotos mostradas por The Guardian hay algunos que bailan o bromean con la prótesis del enemigo.

El diario inglés dice que era una práctica generalizada y aceptada por soldados y altos mandos de esa base, ubicada en la provincia afgana de Uruzgán.

La prótesis habría pertenecido a un soldado talibán muerto en combate y que fue sustraída de forma irregular para ser llevada como troefo y recipiente para la cerveza al mencionado bar clandestino.

La prótesis se trasladó junto con la base a dondequiera que iba, e incluso los militares encargados del bar le hicieron un ‘altar’, acompañado por símbolos nazis, señala el medio británico, de donde se bajaba para que tanto soldados como algunos altos mandos bebieran de ella.

Un informe citado por The Guardian, conocido como el Brereton Report, denuncia que el bar conocido como el ‘Fat Lady’s Arms’ (El escudo de la señora gorda) era un foco de violaciones a la ética militar, pero no se menciona la prótesis o el hecho de que era ahbitaula beber cerveza de ella, por lo cual no se han levantado cargos contra ningún militar.