De acuerdo con el portal del concurso, el animal fue rescatado de los suburbios de Los Ángeles y se caracteriza por sus trenzas y su pelo rebelde. 

“Tenía marcas de tortura, no podía respirar bien, pero con amor sanó y ahora estoy muy orgullosa de tener un hermoso perro campeón”, aseguró la dueña de Scamp al medio UnoTV Yvonne Morones.

La propietaria del perro más feo del mundo ganó unos 1.500 dólares ( 4.782.050 pesos).  

Según la organización, el objetivo de la competición es resaltar las cualidades de los perros rescatados y crear en la gente conciencia sobre el maltrato animal.

Estos son algunos de los 19 participantes del concurso, que por su fealdad, no pasaron desapercibidos: