En la grabación se ve que Waraporn se movilizaba en una moto y llevaba a uno de sus hijos a bordo cuando cometió este acto.

De acuerdo con el Daily Mail, el pequeño permaneció 4 horas abandonado hasta que un hombre escuchó unos llantos y encontró al bebé dentro de una bolsa gris.

El sujeto llamó a la policía y al equipo de rescate, que llevaron al bebé al hospital de Sampran. Allí, los médicos atendieron al menor y le salvaron la vida.

La policía abrió una investigación y al analizar las imágenes de las cámaras de seguridad dieron con el paradero de Waraporn.

Al capturarla, los oficiales se percataron de que la madre estaba sangrando por el improvisado parto, por lo tanto, tuvieron que llevarla a un hospital.

En el centro médico confesó que abandonó a su hijo porque no tenía suficiente dinero para sostenerlo.

“Mi esposo es un conductor en otra provincia. Solo gana 10,000 baht (1.035.200 pesos) al mes, lo cual no es suficiente para criar a mis otros 4 hijos”, comentó  Waraporn a los medios locales, información que cita el medio inglés.

Agregó que no quiso matar a su hijo y que esperaba que alguien lo encontrara.

“Estaba preocupada de que alguien me viera, así que me fui rápidamente. Me arrepiento de lo que hice”, puntualizó la madre.