Tras una examen al cadáver, funcionarios del departamento de vida silvestre confirmaron que el leopardo, de 2 años, había muerto electrocutado y no a manos de cazadores, informó Hindustan Times.

Lo más probable es que el animal haya muerto este jueves hacia las 2:30 a. m., pues justo a esa hora la aldea de Lala Kherli se quedó sin electricidad. Esto se extendió hasta las 10 de la mañana de ese mismo día, indicó el mismo periódico.

Ante lo ocurrido, defensores de animales instaron a las autoridades a cuidar los bosques, ya que, según el medio,  la falta de agua y de recursos ha hecho que animales salvajes, como este leopardo, lleguen a zonas urbanas en busca de comida.

En Twitter circula una foto del animal fallecido, colgando de los cables. La imagen podría herir sensibilidades; se recomienda discreción: