Los enormes peluches son sentados en las sillas de un café y restaurante de la capital francesa para que así los clientes guarden la distancia recomendada para evitar contagios de coronavirus, reseñan medios de comunicación internacionales como La República (Perú) y Pedestrian TV (Australia).

En sus portales web, dichos medios recogen una foto con la particular escena en una acera parisina que, indican ellos, se ha vuelto viral en redes sociales por estos días.

“Distanciamiento forzado por osos en un café de París ayer”, trinó junto a la citada imagen el escritor y fotógrafo Joann Biondi, el pasado viernes, desde la cuenta de Twitter de su famoso gato y modelo ‘Lorenzo the cat’.

“La idea puesta en marcha por este restaurante para recordarle esta realidad a la gente se llevó los aplausos de los internautas”, precisó La República sobre la foto viral.

Frente a los comentarios de los usuarios de redes sociales, Pedestrian TV añadió: “La gente está de acuerdo en que la idea del picnic del oso de peluche es genial”.

Cabe recordar que, de acuerdo con un video de la agencia AFP, de agosto del año pasado, una “invasión de osos de peluche gigantes” se tomó por esa época el barrio Gobelins de la capital de Francia, iniciativa liderada por un comerciante de la zona a la que luego se unieron otros vendedores del sector y que ahora, al parecer, fue retomada por los locales de la ‘Ciudad luz’ para afrontar la llamada nueva normalidad que vive el mundo por la COVID-19.

Dentro de las medidas del comercio mundial para adaptarse a los requerimientos del distanciamiento social no solo se están implementando osos de peluche, también en Hofheim (Alemania) y Nueva York, como lo recogió The Washington Post en un artículo de principios de junio. Robots, pantallas y maniquíes, también hacen parte de las estrategias de los restaurantes para adaptarse al coronavirus, indicó ese medio estadounidense.