Los perros son de raza chow chow y están pintados de blanco y negro de tal manera que se parezcan lo más posible a este mamífero, que es símbolo de la cultura china.

De acuerdo con The Guardian, la cafetería también ofrece a sus clientes el servicio de cambio de imagen a sus mascotas por unos 1.500 yuanes (718.414 pesos colombianos).

Las imágenes de los perros causaron polémica entre cientos de usuarios de las redes sociales. Varios de ellos calificaron el hecho de maltrato animal.

“Los perros son perros. Teñirles el pelo no los convierte en pandas, son seres vivos”, “estos cafés para mascotas solo quieren ganar dinero, con la excusa de amar a los animales”, fueron algunos comentarios que se leen en las redes.

Por otro lado, otros internautas apoyaron la iniciativa de los propietarios del café y aseguraron que los perros “se ven muy lindos”.

Ante este revuelo de opiniones, el establecimiento aclaró que los animales no han sido maltratados y se encuentran bien de salud, agregó el medio inglés.

Por ahora, las autoridades no se han pronunciado sobre este caso, indicó el mismo medio.