No obstante, esa inclusión no se limita solo a quienes tengan o no el poder adquisitivo de acceder a la tecnología, sino también a quienes están impedidos para ello, como discapacitados o personas mayores.

“La inclusión digital significa utilizar la tecnología digital para promover el desarrollo inclusivo y no dejar atrás a ninguna persona, hogar u organización”, expresó Hu, citado por un comunicado de la firma oriental.

Esto no solo implica una transformación en las formas, sino también una inversión importante en algunos lugares donde el tema pasa por la falta de infraestructura para que sea una realidad. Reducir costos de conexión, eliminar barreras de cobertura, actualizar tecnologías, impulsar diversidad de desarrolladores y trabajar con gobiernos locales, hacen parte de sus estrategias.

“La tecnología no debería estar en una torre de marfil. En su lugar, debería beneficiar a toda la humanidad”, señaló el directivo. “Creemos firmemente que la tecnología digital beneficiará a cada persona, hogar y organización”, añadió.

En ese sentido, hacer más amable y accesible la tecnología sería la clave para ello. Huawei piensa facilitar el acceso a mejores recursos para más personas en cuanto a salud, educación y desarrollo, además de buscar y propender por el cuidado del medio ambiente.

Hasta ahora, Huawei asegura tener 3 mil millones de usuarios en 170 países alrededor del mundo.