De acuerdo con Caracol Radio, el ministro fue enfático en indicar que los mayores de 65 todavía todavía no podrán asistir por su cuenta a pedir una dosis, por lo que deberán esperar a que los programen. Además, detalló que la vacuna que recibirán será la de Pfizer.

En la segunda etapa de vacunación se tiene establecido que se vacunen adultos mayores de 60 años y el resto del personal de la salud que no recibió una dosis en la primera etapa. Sin embargo, para evitar aglomeraciones el agendamiento se divide en varios segmentos, según la edad.

Los primeros en ser programados y vacunados contra el coronavirus causante del COVID-19 fueron los mayores de 80 años (que tuvieron su turno en la primera etapa). Después siguieron los mayores de 75 y luego los mayores de 70.

Con el anuncio de este martes, los adultos de entre 65 y 69 años de edad son los siguientes, por lo que tendrán que comenzar a prestarle más atención a sus teléfonos desde este mismo miércoles para recibir su turno de vacunación.

Eso sí, esto no implica que los adultos de más edad ya no puedan ser vacunados. Por el contrario, podrían seguir siendo programados e incluso asistiendo a puntos de vacunación si son mayores de 70 años y todavía no han recibido su primera dosis.

Ruiz también indicó que el último grupo de la segunda etapa, los adultos de entre 60 y 64 años, podrían comenzar a ser programados en un lapso de dos o tres semanas.

Última oportunidad para inscribir a personal de salud para vacunación

El titular de la Salud también anunció este martes que ya se volvió a abrir la plataforma para la inscripción de talento humano en salud de manera que pueda programarse para recibir una dosis en la etapa actual.

Ruiz recordó que hubo varios meses para hacer la inscripción, pero siguieron faltando algunos empleados por inscribir. Recientemente se había vuelto a habilitar durante algún tiempo, pero tampoco fue suficiente, por lo que se volverá a habilitar, aunque comentó que podría ser la última vez.

El ministro indicó que hasta ahora se han recibido 482.366 registros de personal médico, 289.590 de personal de apoyo y 60.000 de estudiantes, para un total aproximado de 832.000 inscritos. Según él, ya falta poco para terminar de aplicar primeras dosis a la primera línea de lucha contra la pandemia, que debía quedar inmunizada en la primera etapa de vacunación.