La dinámica consistía en que cada candidato le formulaba una pregunta a su colega sobre el transporte para la ciudad, tema que estaba en discusión en ese momento, y fue ahí cuando Miguel Uribe Turbay habló de la adjudicación del Metro que entregará este jueves la administración Distrital, que a última hora decidió adelantar la fecha.

Por eso, Hollman Morris lo contradijo y cuestionó el proyecto.

“Mañana no se adjudica el Metro, sino los estudios que nos van a decir en tres años cuánto vale y si ese Metro elevado que proponen es viable. Miguel, usted dijo en un debate anterior que el Metro elevado empezaba a construirse el año entrante. ¿De dónde saca esa afirmación? Si no existen los estudios de ingeniería avanzada que nos pueden determinar el costo y cuándo podría empezar dicha obra”, dijo.

Uribe Turbay, a su turno, respondió al cuestionamiento, aunque no directamente:

“Yo hago parte de una generación que ya se cansó de criticar y que no se va a resignar a esperar soluciones. Quiero invitarlos a que construyamos lo que viene, y es por eso que celebro que mañana (jueves), a pesar de la oposición mezquina y de tantos años de negligencia y corrupción, se van a adjudicar los primeros 24 kilómetros del Metro […] proyecto que está diseñado, que defendí y que voy a entregar”.

El candidato también se refirió a que este proyecto tiene el respaldo del Gobierno Nacional, el Conpes y el aval de la banca multilateral, lo cual brinda garantías de “transparencia” para adelantar la megaobra.

Pero cuando a Morris le dieron la opción de réplica aprovechó para señalar que en la adjudicación de esta obra, supuestamente, hay “señales de corrupción”, y por eso citó un informe de la prensa panameña que asegura que una de las empresas ofertantes estaría “involucrada en hechos de corrupción” en la construcción del metro en ese país.

Uribe Turbay, por su parte, se limitó a responder que esos son “señalamientos, calumnias y mentiras de la oposición”, y que en caso de ser elegido alcalde seguirá adelante con el proyecto tal y como está.

“Pero Miguel no me contestó, no dijo de dónde sacó esa afirmación”, repuntó Morris.

En cuanto a la participación de la empresa que señala Morris, y que califica como “muy grave”, la W Radio explicó que se trata de la española FCC (Fomento de Construcciones y Contratas), que hace parte del consorcio Metro de Bogotá, uno de los dos ofertantes que aspira a quedarse con la millonaria obra.

FCC estaría reconociendo el supuesto pago de comisiones ilegales en Panamá por varios millones de dólares, además de declararse culpable de los delitos de corrupción de funcionarios públicos y contra la administración pública. Esto, de acuerdo con documentos que llegaron a la redacción del diario La Estrella de Panamá”, asegura la emisora.

De hecho, el medio panameño dio a conocer que luego de “reconocer delitos” y pactar un acuerdo, la empresa “del magnate Carlos Slim solo pagaría 20 millones de dólares de multa”.

Así las cosas, este jueves se sabrá qué consorcio se quedará con el jugoso contrato, mientras que Morris seguirá esperando una respuesta a su inquietud.

Este es el debate completo (la pregunta de Morris está a partir del minuto 21:00):