El reporte que entregó el secretario de Salud de Cundinamarca, Gilberto Álvarez Uribe, indica que la mujer era trasladada desde Chocontá hacia Bogotá “en trabajo de parto prematuro”, pero que la ambulancia quedó atrapada en medio de las manifestaciones que se presentaron en la población de Tocancipá.

El funcionario dijo, en Twitter, que la ambulancia fue “atacada” en los disturbios y que eso “provocó la muerte del bebé dentro del vehículo”, y rechazó lo que considera fue una “contundente violación a la misión médica”.

Álvarez publicó dos fotos del vehículo para mostrar que recibió un golpe en la parte de arriba de la carrocería y que tenía el parabrisas roto, lo que desató críticas de los internautas hacia quienes no permitieron el paso de la ambulancia en un momento de urgencia.

Parte de esta situación quedó registrada en un video que circula en redes sociales, y que publicó el periodista Jefferson Beltrán, en donde se aprecia que la madre llora dentro de la ambulancia mientras que una mujer trata de calmarla.

“Ya, tranquila, tranquila”, le dice, al tiempo que los manifestantes gritan para que le abran paso al vehículo.

“Déjenla pasar, déjenla pasar”, dicen algunos, aunque para ese momento ya era tarde, según lo que confirmó el funcionario.

Rechazan muerte de bebé en ambulancia atacada en manifestaciones

Desde la Secretaría de Salud y la Gobernación de Cundinamarca se hizo un llamado para que se respete la vida en medio de las manifestaciones, y el gobernador Nicolás García se refirió a lo que sucede en Gachancipá.

De ninguna razón, el Esmad debe ingresar al casco urbano del municipio. Ahí está afectando a ciudadanos que no están interviniendo en los bloqueos, a gente del municipio que no participa en eso […] muchos de los manifestantes ni siquiera son del municipio, y la gente no tiene por qué pagar por esta situación”, afirmó García.