En conversación con Caracol Radio, Julián aseguró que no esperaba recibir esa carta, y que aún no entiende por qué Arias se la dirigió a él, “porque yo no estoy al frente de ningún movimiento ni nada, simplemente soy un ciudadano que ha expresado su inconformidad con todo lo que está pasando, he salido a marchar y creo que he sido claro en mis trinos, que es como donde más se expresa uno [sobre] todo lo que está pasando”, sí hizo énfasis en que eso es solo una estrategia para que las discusiones se enfoquen en las cosas que no son.

De acuerdo con Román, todo lo que está pasando con el tema de la misiva “es para desviar la atención de lo verdaderamente importante. Yo creo que es irrelevante esa carta hacia mí. Es irrelevante que se genere algún tipo de discusión con esto, cuando los temas que están pasando son más importantes. ¿Qué pasó con el caso de Dilan? ¿Qué está pasando con esta gente que salió de Interbolsa? Una cantidad de cosas que no están en el radar, y se vuelve importante una carta, que él tiene todo su derecho de escribir, él tiene todo su derecho de decir que es inocente y seguir pensando que lo puede seguir demostrando, pero más allá de eso yo siento que es irrelevante que se genere una discusión de esto que está pasando”.

Sus opiniones, las defendió en la emisora, pues aunque Andrés Felipe Arias “puede decir todo lo que quiera, hay un hecho real y es que está condenado. Mucha gente me escribió: ‘Usted es un tipo desalmado refiriéndose a este señor de esta manera’, pero pues es un tipo ha sido condenado a 17 años de cárcel, fue extraditado, fue traído al país, paga una condena allá. Yo no estoy diciendo nada que no esté pasando, no me lo estoy inventando”.

Sin embargo, Román aprovechó la coyuntura en la que está envuelto para pedirle a Arias que “se tome el trabajo de escribirle una carta al país, de darle una entrevista a un medio de comunicación, que no ha pasado. Mucha gente quiere hablar con él, muchos periodistas quieren saber muchas cosas y sigue sin pasar. No sabemos dónde está, dice que está en una cosa militar. Toda la discusión se empieza a ir para otro lado, y el tema realmente de fondo, como que pasa a un segundo plano”.

En la conversación con Caracol Radio, Darcy Quinn le preguntó, sin embargo, si alguno de los argumentos de Arias lo había tocado, a lo que él respondió que no: “Realmente que me cale, que me conmueva… No le deseo a nadie un día de cárcel, una hora de cárcel. A nadie. He tenido la oportunidad de ir a La Modelo, ir al Buen Pastor, trabajar con los reclusos y ver a esos reclusos en esas condiciones, y obviamente jamás le desearía a nadie que pase un segundo en la cárcel. Obviamente me parece dolorosísimo lo que está pasando él y su familia, pero acá tenemos unos hechos clarísimos y es que está condenado. Yo no puedo después de esta carta ponerme a decir ‘Ay, Dios mío, ¿qué pasó? Yo simplemente hablo de los hechos […] Que me haya conmovido, pues realmente te soy sincero, no me conmueve, porque creo que lo que está pasando en el país me conmueve más que la carta que escribió”, dijo, reforzando lo que ya había puesto en Twitter:

Sus opiniones, que para muchos pueden ser contraproducentes y hasta afectar su trabajo, Julián las ve simplemente coherentes con las posiciones que ha tenido toda su vida, y asegura que no lo han perjudicado en lo absoluto. 

“Yo leo las redes y siento una empatía con mucha gente. Obviamente hay unos mensaje nefastos, pero si revisa uno las cuentas, son ‘bots’ […] Yo siento que esto no me ha traído nada negativo, todo lo contrario, ha hecho que me vuelva más inquieto en cuestiones de entender la problemática real de Colombia. Yo creo que esa es como la función que deberíamos tener los ciudadanos, ser más estudiosos e inquietos para saber en qué va nuestro país”.

El actor afirmó que seguirá apoyando las marchas y protestas en contra del Gobierno y cree que esta es una oportunidad para que el presidente escuche a los ciudadanos, “no a dos o tres líderes”, pues “la gente se está cansando de eso [ser conservador o liberar, ser uribista o petrista]”.