Aunque Gómez aclaró en diálogo con Noticias RCN que todo lo ocurrido en la noche del miércoles, que deja al menos 7 personas muertas, es materia de investigación, cree que todo se esclarecerá si hay honestidad por parte de la Policía.

“Queremos garantizar transparencia de cara a la ciudadanía, esto solo lo vamos a resolver si todos conocen lo ocurrido”, dijo el secretario a ese informativo.

Luego explicó que la esposa de Jaider, llamada Mauren, le dijo que no hay necesidad de la recompensa de 50 millones que ofreció el Gobierno para dar con los culpables de esas muertes.

“Yo vi cómo la Policía disparó contra mi esposo, contra el papá de mi hijo”, le dijo la joven a Luis Ernesto Gómez.

“En estas difíciles situaciones, lo mejor es que nos digamos la verdad, que todos sepamos lo que está ocurriendo para que podamos corregirlo, para que entendamos que esto no se trata de solo unas manzanas podridas, de unos casos aislados, sino de algo reiterado”, agregó a ese canal el secretario de Gobierno de Bogotá, el cual cree, como la alcaldesa Claudia López, que la Policía Nacional necesita de una reforma integral.

Por último, Gómez aclaró que ni el presidente Iván Duque, ni el ministro de Defensa Holmes Trujillo, ni la alcaldesa de Bogotá dieron la orden de disparar contra los civiles.

Lo que pasa es que “hay personas en la Policía que por su preparación, inexperiencia o desconocimiento están haciendo un uso abusivo de la fuerza y eso se debe corregir”, finalizó en Noticias RCN.

Claudia López informó en su cuenta de Twitter que en los enfrentamientos de anoche entre los manifestantes por la muerte de Javier Ordóñez y la Policía hubo 248 ciudadanos heridos, de los cuales 58 fueron por arma de fuego. “También 114 policías heridos”.