Juan Fernando Petro es el segundo familiar del senador Gustavo Petro que muestra su interés en la política para las elecciones regionales de este octubre. Nicolás Petro, el hijo mayor del exalcalde de Bogotá, se lanzó para ser gobernador del Atlántico.

El hermano menor del senador, que, según la Silla Vacía, ha vivido por años en Cajicá, aseguró en Blu Radio que fueron las juntas de acción comunal y ciertos grupos sociales del municipio los que le pidieron que se lanzara como candidato para volver a proyectar los planteamientos de la Colombia Humana.

“Más que un lanzamiento propio fueron las juntas de acción comunal de Cajicá y ciertos grupos sociales, ciertos movimientos de carácter social que quieren ver otra vez la oportunidad de que el espacio abierto por la Colombia Humana pues no se pierda y poder proyectar hacia el futuro esas ideas y esos planteamientos sociales y políticos que la Colombia Humana diseñó”, dijo en Blu Radio.

Néstor Morales le leyó a Juan Fernando Petro lo que escribió el periodista Melquisedec Torres: “El hermano de Petro candidato a la alcaldía de Cajicá, la exesposa de Petro, en la lista al Concejo de Bogotá; el hijo de Petro, candidato a la gobernación del Atlántico. Y se pregunta si este es el nuevo nepotismo: ‘nepetrismo’”, y le preguntó qué pensaba.

Juan Fernando Petro respondió que era claro que eso “iba a pasar”. “Porque en un país donde hay un movimiento político, una idea de cambio y de transformación, y cuando uno se ajusta a esas ideas y se da cuenta de que hubo la oportunidad de que las cosas cambiaran en este país por primera vez, de que la riqueza y las oportunidades de riqueza se le pudieran transferir hacia las clases menos favorecidas, y entiende que esa es la idea que tenemos que seguir, pues resulta que por tener el apellido Petro, uno se ajusta no al apellido, sino a las ideas”.

“Aquí lo importante son las ideas, no si somos Petro o no”, remarcó Juan Fernando Petro. “Y las ideas se aportan para la construcción de un país”.

Preguntado por Morales por si creía que si no se llamara Juan Fernando Petro pensaba que estaría hoy de candidato a la alcaldía de Cajicá, el aspirante dijo:

“Claro que me lanzaría. Si fuera Felipe Rodríguez Jiménez [por poner un ejemplo] me lanzaría porque lo que a mí me sintoniza no es el apellido, sino la idea de que por primera vez el año pasado estuvo la posibilidad de cambio para este país”.