En un “municipio de fuerte tradición minera, propagar el fantasma de la llegada de compañías extranjeras que desplacen a los locales no solo quita votos, sino que te pone en riesgo”, señalaba Hernández en su crónica titulada “Alguien odiaba demasiado a Karina”, publicada por El Tiempo el 24 de septiembre.

La periodista enunciaba esto al recordar que la madre de la candidata, Blanca Otilia Sierra, que también murió en la masacre, le había recriminado a Márquez el haber señalado “ante 120 vecinos que Karina favorecería el arribo de las empresas foráneas”.

A raíz de esa aseveración, la ganadora del Premio Goldman, también llamado ‘Nobel de medioambiente’, dijo en su cuenta de Twitter que denunciaba “públicamente por injuria y calumnia” a Salud Hernández.

Según ella, el artículo la “involucra no solo con actores armados sino que ademas me señala como responsable del lamentable hecho en el cual murió Karina Garcia y demás personas”.

La columnista respondió asegurando que no hacía ninguna acusación y que se trataba de hechos públicos. Incluso decía que le había pedido su versión y se había negado a explicarse.

Márquez dijo que no le había concedido la entrevista “por lo malintencionada y venenosa que es”, y la hizo responsable de su seguridad: