Un comerciante de ese municipio publicó un video en el que dejó al descubierto un restaurante con todas sus mesas puestas y atendiendo al público en medio de la emergencia sanitaria; en las imágenes, el ciudadano le reclama al secretario de Gobierno, que está comiendo con otra persona, las razones por las cuáles ese establecimiento sí tiene permiso de abrir en la pandemia, mientras otros se están quebrando porque solo pueden prestar el servicio a domicilio.

“Simplemente estoy exigiendo igualdad porque en mi restaurante nadie puede comer. Allá me echan la Policía si yo pongo una mesa. Pero como estos son amigos de los súper súper. La Ley es para todo el mundo. Yo tengo un restaurante y estoy quebrado porque no me dejan meter gente”, indicó el hombre que hizo la denuncia.

Ante el reclamo, el funcionario tomó su celular y aunque no se escuchan sus palabras, parecería que está amenazando al ciudadano, a lo que él le responde que “haga lo que quiera”, mientras los comensales de las otras mesas y los empleados del restaurante observan la situación.

José Vargas, alcalde de Galapa, no tardó en pronunciarse sobre lo ocurrido. Según dijo en Zona Cero, ya se inició una investigación y se tomarán todas las medidas respectivas contra Rojas por violar las restricciones ante la pandemia del coronavirus. “El restaurante, que abrió al público pese a estar prohibido, también tendrá todo el peso de esta infracción”.

“No hay funcionario ni concejal que pueda infringir la ley. Deben respetar todas las medidas de aislamiento”, indicó el alcalde, según el medio.