Por estos hechos, Mark Bogen, alcalde del condado de Broward, donde está ubicada Coral Springs, solicitó el despido de uno de los 2 oficiales que, primero, lanzó gas pimienta en los ojos del estudiante y, luego, azotó su cara contra el suelo en 2 ocasiones, además de pegarle varios puños, publica Miami Herald.

El comportamiento de estos oficiales fue indignante e inaceptable… El oficial que saltó sobre el estudiante y golpeó la cabeza contra el suelo debe ser despedido de inmediato”, señaló Bogen en un comunicado, citado por el diario estadounidense.

El sheriff de Roward prometió una investigación a fondo y ver si la actuación de los policías da para una suspensión o una sanción completa.

Christopher Krickovich, el oficial que golpeó al joven, declaró en el informe del arresto que llegó al lugar con su compañero había una pelea que estaba siendo observada por decenas de jóvenes. Luego, sometió a uno de los protagonistas de la pelea y cuando fue amenazado por varios jóvenes, golpeó al estudiante, detalla Miami Herald.

“Tuve que actuar rápido temiendo que me golpearan o que un estudiante pudiera agarrar armas de mi chaleco”, explicó en el informe.

El video, que se viralizó en redes sociales, llamó la atención de los integrantes de la Junta Escolar del Condado de Broward. “El joven claramente tenía su mano a su lado cuando fue atacado por estos oficiales. Póngase en contacto con @browardsheriff para solicitar la remoción de estos oficiales“, escribió Rosalind Osgood en su cuenta de Twitter.

El alguacil de Broward, Gregory Tony, señaló que la investigación puede tomar algún tiempo, por lo que no prometió resultados de inmediato, finaliza el rotativo de Florida.