En una entrevista para el diario Milenio, el hombre manifestó que el drama para su familia comenzó después de que asistieron en Cuautitlán Izcalli al funeral de un tío lejano, quien también falleció por complicaciones relacionadas con el coronavirus.

“No he tenido tiempo ni de llorar, estoy como pasmado. El virus arrasó, acabó con casi todos. Fueron enfermando y muriendo. No sé de dónde me salen las fuerzas para seguir con esto”, afirmó.

Chávez Enríquez, de igual manera, aseguró en el impreso que los primeros en fallecer fueron sus abuelos y tres tíos cercanos. Asimismo, señaló que varios primos lejanos también perdieron la batalla contra el COVID-19.

Aunque no contrajo la enfermedad respiratoria, el hombre puntualizó que todo su núcleo familiar dio positivo. Incluso, afirmó que su madre no aguantó el virus y murió el viernes pasado en el Hospital Vicente Villada.

“Mi mamá de 62 años estuvo inicialmente en cama, pero se puso grave y la tuve que llevar al Hospital. Lastimosamente, no logró sobrevivir y falleció. La incineré y tengo sus restos en mi casa”, agregó.

José Martín, que gasto en insumos médicos cerca de 80.000 pesos (14 millones de pesos colombianos), finalmente aseguró que su padre sigue enfermó, mientras que su hermana logró superar el coronavirus.

En México, según el último balance de la Universidad Johsn Hopkins, se han presentado más de 1,64 millones de casos diagnosticados y 141.463 muertes. Además, cerca de 59.000 personas han sido vacunadas contra el COVID-19.