Miles de médicos cubanos ingresaron a Venezuela como parte de un acuerdo para reforzar su buena relación y para apoyar el sistema de salud venezolano. Sin embargo, estos fueron utilizados como arma política por el dictador, informa el medio estadounidense.

El galeno cubano Yasnier Arias habló con The New York Times y reveló cómo se manejaban las medicinas en Venezuela. Por ejemplo, un paciente de 65 años con insuficiencia cardiaca llegó al hospital donde él trabaja en busca de oxígeno, pero sus jefes, tanto venezolanos como cubanos, le dijeron que no debía usarse en las emergencias del día, sino que sería repartido cuando las elecciones estuvieran más cerca.

16 integrantes de las misiones médicas cubanas a Venezuela indicaron que sus servicios se usaron para afianzar los votos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a menudo a través de la coerción. Según ellos, había todo tipo de tácticas, desde recordar que debían votar por Maduro y sus candidatos, hasta negar tratamientos a los simpatizantes de la oposición que tienen enfermedades mortales, señala The New York Times.

Los médicos cubanos dijeron que se les ordenó ir puerta por puerta en barrios pobres para ofrecer medicinas y advertir a sus habitantes que se les cortaría el acceso a los servicios médicos si no votaban por Maduro. Incluso, fueron obligados a darles instrucciones a pacientes de edad avanzada, cuyas enfermedades los hacían susceptibles a la manipulación, explica ese medio.

“Llegabas con vitaminas, sobre todo, y algunas pastillas para la presión arterial… Y ya que uno empezaba a congeniar, le preguntaba: ‘¿Sabe dónde está su colegio electoral? ¿Va a ir a votar?’”, explicó Carlos Ramírez un dentista que desertó y se fue a Ecuador luego de trabajar 6 años en Venezuela.

Incluso, no todos los que realizaban los recorridos y ofrecían medicinas eran médicos realmente. Raúl Manuel, doctor cubano en Brasil, dijo que funcionarios de otros departamentos, como los del ministerio de Deportes y de Cultura, se hacían pasar por doctores en las visitas en las que repartieron medicamentos sin tener conocimiento al respecto y solo para conseguir votos para Maduro, advierte The New York Times..

“Estaban poniendo en riesgo la vida de muchas personas, se estaba poniendo en riesgo la vida de niños por una elección”.