El sorpresivo ataque ocurrió este sábado en Heidelberg (sur de Alemania) luego de que el conductor de un automóvil arremetiera contra peatones en la calle, según informó la policía alemana, citada por AFP,  precisando que no hay indicios de que se trate de un acto “terrorista”.

“La persona (que estaba) gravemente herida murió. Se trata de un ciudadano alemán de 73 años”, indica el comunicado policial, en el que se aclara que un austríaco de 32 años y una bosnia de 29 resultaron levemente heridos.

El conductor es un ciudadano alemán, de 35 años, que se dio a la fuga a pie con un cuchillo en la mano, pero una patrulla policial, alertada por testigos, lo detuvo a unos 150 metros del lugar del incidente, hiriéndolo de bala gravemente.

Las autoridades no habían indicado hasta el sábado por la noche si el hombre actuó de manera intencional o no, pero parecían descartar la hipótesis de un atentado.

“Hasta ahora no hay indicios que dejen pensar en un acto terrorista”, subrayó la policía.

El sospechoso fue operado y “no hay ninguna información adicional sobre su estado de salud”, añadió la fuente.

Según el periódico alemán Bild, el hombre aparentemente sufría problemas psiquiátricos, aunque esa versión no ha sido confirmada por las autoridades.

Alemania se encuentran en alerta máxima a causa de la amenaza yihadista, en particular tras el atentado con un camión en diciembre pasado en un mercado navideño de Berlín, que causó 12 muertos y fue reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

Con información de AFP.