Sony Pictures y Disney anunciaron este viernes que desarrollarán juntas una nueva película sobre Spider-Man con Tom Holland como protagonista, una decisión que llega un mes después de que en agosto ambas compañías rompieran su colaboración en torno al personaje de Marvel.

Disney, propietaria de Marvel Studios, y Sony Pictures, que tiene los derechos sobre Spider-Man, prevé estrenar el 16 de julio de 2021 este nuevo largometraje que dará continuidad a ‘Spider-Man: Homecoming’ (2017) y ‘Spider-Man: Far from Home’ (2019).

Estas dos cintas, encabezadas por Holland, recaudaron en todo el mundo más de 2.000 millones de dólares entre ambas, una razón más para que el actor se mostrara contento con la noticia de una forma muy particular en su cuenta de Instagram.

“¿Saben qué? No me voy. No me voy. ¡No me voy! El ‘show’ continua”, dice DiCaprio en la escena que compartió Tom.

View this post on Instagram

😏

A post shared by Tom Holland (@tomholland2013) on

El acuerdo alcanzado por Sony Pictures y Disney permitirá que Spider-Man continúe apareciendo también en las próximas cintas de Marvel Studios, como ya hiciera, por ejemplo, en la reciente ‘Avengers: Endgame’ (2019).

“Estoy encantado de que el viaje de Spidey continúe en el universo cinematográfico de Marvel”, dijo este viernes el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, en un comunicado recogido por medios estadounidenses.

“Spider-Man es un poderoso icono y un héroe cuya historia atraviesa todas las edades y públicos en todo el mundo. Además, es el único héroe con el superpoder de cruzar universos cinematográficos, así que mientras siga desarrollando su propio ‘Spidey-verso’ nunca se sabe qué sorpresas depara el futuro”, añadió.

“Tuvimos una gran colaboración en los últimos cuatro años, y nuestro deseo mutuo de continuar era igual que el de muchos fans”, dijo el jefe de comunicaciones de Sony Pictures Entertainment, Robert Lawson.

“Estamos encantados de avanzar juntos”, agregó.

Sony y Disney pactaron en 2015 que las películas en las que Spider-Man fuera protagonista serían de Sony, compañía que se llevaría la mayor parte de los beneficios, a cambio de que Disney pudiera incluir al superhéroe como un personaje más en el resto de películas de Marvel Studios.

Medios especializados apuntaron que el motivo de la ruptura en agosto fue que Disney quería reconsiderar el acuerdo y compartir con Sony tanto la financiación como los beneficios derivados de las películas sobre Spider-Man al 50 %, algo que rechazó Sony.

Por ahora no se han dado a conocer los detalles económicos del nuevo acuerdo alcanzado entre Sony Pictures y Disney.