Allí, Pipe recordó que hizo ese sacrificio por la salud de un familiar: “A mi abuelo materno le dio una trombosis en la arteria mesentérica, que es bien complicado porque es una arteria principal. Y por el trombo, una parte le dejó de irrigar sangre al estómago, el estómago necrosó, se rompió y aparte le dio peritonitis… además con una edad de ochenta y pico de años”, contó el artista.

Luego, Pipe rememoró que no alcanzó a llegar a la clínica para saludarlo, o despedirse, como le había recomendado el médico a la familia, pero que logró hablar con él por teléfono antes de que entrara a cirugía: “Me lo pasaron al teléfono, él muy ‘champion’, muy roble: ‘Bueno, campeón, me cuidas las niñas, las mujeres’. Y yo: ‘No, te estoy esperando afuera, pilas pues’. Y me fui para la iglesia y dije: ‘Necesito prometer algo que sea complicado, algo que de verdad sea difícil para que sea valorado’. Y prometí, estaba mucho más adulto, no tomar licor por un año ni tener sexo”. 

El cantante, efectivamente, cumplió su promesa, su abuelo vivió y todavía lo tiene en su vida: “Duré un año así… Por eso salí así”, finalizó entre risas, mientras ‘Juanpis’ pidió aplausos al público, “porque el niño sigue dando”.

Toda su historia se puede escuchar a partir del minuto 48:10 del siguiente video: