En un inicio, la joven comentó que no debería referirse al tema de forma tan abierta, pero decidió abrir su corazón ante sus seguidores, quienes se mostraron preocupados por la lejanía que existe entre padre e hija.

Todo indica que a Catalina Iglesias, esposa de Luis Alberto Posada, “no le gusta que los hijos” del artista estén cerca de él, así que hace todo lo posible para evitar los encuentros entre ellos.

“Ella solo quiere ser el centro de atención y no le gusta que le dé nada a sus propios” herederos, confesó Nathaly, y agregó que es una situación que ella ha tenido que presenciar desde que es pequeña.

“(Catalina) muestra ser muy linda, muy amable, pero es realmente una bruja”, concluyó la joven en el escrito, que acompañó con una foto de un cumpleaños en el que estuvo con el cantante.

“Lo siento, pero se tenía que decir, y se dijo”.

Aquí, las historias que fueron replicadas por una cuenta de chismes, en donde la mujer asegura que Catalina maneja todo de su padre, por lo que no puede ni comunicarse con él por teléfono: