En su trino, la periodista aclaró que su abuela “no tenía COVID-19, por lo menos que ellos supieran. “Pero tampoco fuerzas para continuar”. agregó.

Ahí, Vanessa también se refirió  a los duro que es fallecer durante una situación como una pandemia. “Lo único más triste que la muerte, es la muerte en soledad. […] Nunca se me había ocurrido que hay peores tiempos para morir. Este es uno de ellos”, expresó.

Por su parte, en Instagram le hizo una dedicatoria en la que la comunicadora recordó cómo se conocieron su abuela y su abuelo, y la destacó a ella como una mujer que sacó adelante a su familia.

“Mi abuela se estaba bañando en el río Cauca cuando un guapo se acercó a coquetearle. Tenía 14 años. El guapo se encargó de volverla a ver tantas veces, que construyeron una historia de amor de la que nacieron 6 hijas. A mi abuelo, Diógenes Sanclemente, lo mataron muy joven, a los 42 años. Y mi abuela, Marina, fue enorme: crió sola a sus seis hijas y a sus tres hermanas. Las mandó a la universidad en tiempos en que la educación era un atrevimiento. De ellas venimos mis hijas y yo, de la gallardía y la provocación de un abuela memorable”, fue parte de lo que escribió.

Las publicaciones de la presentadora de Noticias Caracol han generado decenas de mensajes, entre ellos varios de apoyo para ella, y las dejamos a continuación:

View this post on Instagram

Mi abuela se estaba bañando en el río Cauca cuando un guapo se acercó a coquetearle. Tenía 14 años. El guapo se encargó de volverla a ver tantas veces, que construyeron una historia de amor de la que nacieron 6 hijas. A mi abuelo, Diógenes Sanclemente, lo mataron muy joven, a los 42 años. Y mi abuela, Marina, fue enorme: crió sola a sus seis hijas y a sus tres hermanas. Las mandó a la universidad en tiempos en que la educación era un atrevimiento. De ellas venimos mis hijas y yo, de la gallardía y la provocación de un abuela memorable. Su collar de perlas, sus gafas siempre. Su falta de sentido del humor (como yo), su seriedad y sus mil juegos que marcaron mi infancia, son parte de lo que soy. Mi abuela. Lo último que me quedaba de la infancia. Gracias mami por darme semejante abuela y por serlo tu también. Chao abuela Marina, gracias por siempre. @gloriaamparosanclemente

A post shared by Vanessa De La Torre (@vanesssadelatorre) on