Ahí, Anitta contó que a los 14 años conoció a un hombre que le daba “mucho miedo”, por la forma “autoritaria” en la que él la trataba.

“Él estaba muy nervioso un día y con mucho estrés. Yo estaba con mucho miedo de la relación con él y terminé preguntando si quería que fuéramos a un lugar solos. Inmediatamente su estrés pasó y me preguntó si yo estaba segura. Le dije que sí. Pero hoy no estoy segura de si le dije que sí porque tenía mucho miedo de él“, relató la cantante, que en realidad se llama Larissa de Macedo Machado.

Pero Anitta se arrepintió cuando ya estaban solos y, dice, le hizo saber al hombre que ya no quería estar con él. No obstante, él continuó contra la voluntad de ella.

“No me escuchó. Él no dijo nada. Él sólo siguió haciendo lo que quería hacer. Cuando terminó, se levantó y se fue a beber una cerveza y yo me quedé mirando la cama llena de sangre”, contó entre lágrimas.

Por mucho tiempo, dijo, pensó que el abuso sexual que sufrió había sido su culpa; después tuvo temor de contarlo, pues pensaba que la gente no le iba a creer por su sensual forma de vestir y bailar.

“Siempre tuve miedo de lo que las personas dirían: ‘Cómo pudo haber sido víctima si hoy es tan sexual, tan abierta, y hace tanta cosa’. No lo sé. Lo que sé es que yo tomé eso que viví y lo convertí en algo que me sirvió para superarme y salir mejor“, declaró.

Justamente por ese episodio, contó la cantante que hace un tiempo colaboró con Greeicy Rendón y  J Balvin , la artista prefirió crear un nombre artístico, Anitta.

“Nació de eso. De mi voluntad y necesidad de ser una mujer corajuda, a la que nadie más pudiese herir, a la que nadie pudiese hacer llorar. Fue por eso que creé ese personaje”, concluyó.

La serie documental de Anitta, de 6 capítulos, además muestra duros momentos que ha tenido que vivir en su carrera.