Aunque no se sabe si fue él mismo quien cambió la letra o fue una petición de los organizadores que no pudo obviar, lo cierto es que los amantes del tema no pudieron disfrutarla en su versión original, pues en el coro se escuchó: “… pero para eso es atrevida, mar y mar y bebida…”, en lugar de “… pero para el sexo es atrevida, marihuana y bebida…”.

Bad Bunny se llevó el premio a mejor álbum del género urbano, en medio de los gritos de protesta de algunos de sus colegas que se consideraron discriminados en las nominaciones.

Al recibir su premio, tomando un té, fijó posición sobre la polémica. “Hay personas a las que les cuesta todavía aceptar que el reguetón es un género establecido que lleva más de dos décadas”, dijo. “A la misma vez digo a muchos colegas que se han vuelto un poco monótonos: se ha perdido la pasión, se está haciendo música por generar números, views (vistas en redes sociales) y se está olvidando la esencia”.