Sánchez se sometió a una bichectomía (reducción de cachetes) y a una reducción de papada en días pasados para dejar de ser el “gordito” del grupo.

“Desde chiquito siempre tuve esa inconformidad. Yo estudié en un colegio militar y a todos los llamaban por el apellido, pero a mi nunca me decían Sánchez, siempre me decían gordo”, dijo el actor al programa ‘La red’, en una entrevista que le hicieron el 31 de julio de este año.

Para ese entonces contó que había tratado con todo tipo de productos para bajar de peso, pero que nada le había funcionado, además de que no le gustaba ir al gimnasio y por ello decidió hacerse esos procedimientos en la cara.

Después de que vio esos cambios en su cara, Sebastián Sánchez se motivo, ahora sí, para hacer ejercicio y desde que se operó ya bajó de peso, que en algún momento llegó a tener 110 kilos.

‘La red’ lo volvió a contactar, luego de las intervenciones, para preguntarle cómo estaba y el actor dijo: “Estoy feliz, gracias a los cambios alimenticios, al gimnasio, y a los masajes, empecé a ver cambios. Estoy feliz de quitarme la etiqueta de gordo y de verme al espejo y decir ‘wow, sí logré el cambio que quería y que mi cuerpo y salud quería”.

Acá, algunas fotos de Sebastián Sánchez luego de las cirugías: