El medio de comunicación británico tituló su artículo de la siguiente manera: “Gerardo Bedoya: la historia del futbolista ‘más sucio’ del mundo”. En su interior, la BBC hace un repaso por la carrera del exvolante colombiano, su forma de ser en la cancha y las 45 expulsiones que recibió como jugador, cifra que lo convierte en el futbolista que más tarjetas rojas vio en la historia.

El récord mundial de Bedoya no parece bajo amenaza en el corto plazo. De aquellos que todavía tienen la posibilidad de eclipsar su cuenta, el defensor del Real Madrid Sergio Ramos es el más cercano, después de su expulsión número 26 contra el Manchester City en la Champions League, en febrero. A los 34 años, es poco probable que se acerque”, reseñó la cadena británica.

Bedoya vio el artículo y se molestó con el enfoque que desde el título le dieron al perfil de su carrera profesional.

Así lo hizo saber en el programa ‘El Vbar’, de Caracol Radio, en el que aseguró: “El título no sé si es para llamar la atención, pero no me gustó. Estoy acostumbrado a estas situaciones, pero no me gustó porque creo que es amarillismo. No me considero el jugador más sucio”.

“Yo ya me acostumbré a este tipo de notas y siempre estoy con la mejor disposición en hacerlas. Pero me parece a veces malintencionados esos títulos, tratando que la gente se pegue a la noticia”, concluyó el ahora técnico. Este fue el momento en el que Bedoya se refirió al perfil que le hicieron desde Inglaterra: