Desde que se supo que Diego Maradona aceptaría dirigir al equipo argentino, que está peleando por no descender en la presente temporada, los medios de comunicación de ese país especularon mucho con la posibilidad de que el recordado ‘10’ no se presentara a todos los entrenamientos de su equipo porque su estado de salud no es el mejor.

Maradona le salió al paso a esos rumores este domingo, cuando fue recibido por más de 20.000 hinchas del club de La Plata en el evento de su presentación. “No voy a faltar a ningún entrenamiento”, prometió el ídolo argentino con micrófono en mano, y complementó asegurando que iba a dejar la vida por su nuevo club y que le gusta ganar dinero trabajándolo.

Un día después, las palabras de Maradona quedaron como algo anecdótico. El entrenador no asistió a su primer entrenamiento en Gimnasia y dejó a cargo a su asistente, Sebastián Méndez, quien a principio de este año se desempeñó como entrenador del Cúcuta Deportivo.

Tal situación generó bastante diversión en Argentina y con el pasar de las horas se viralizó en otros países. Integrantes de Gimnasia salieron al rescate de Maradona y aseguraron que él le había dicho al presidente del equipo que este lunes no iría al entrenamiento porque lo aprovecharía para terminar de conformar su cuerpo técnico.

Maradona debutará el frente del ‘lobo’ este fin de semana, cuando reciba en su estadio a Racing, el último campeón del fútbol argentino.